El gerente de Happy Tour hablando sobre el entorno económico

El gerente de Happy Tour hablando sobre el entorno económico

Si en la primera parte de la entrevista, Javier García del Valle, el gerente de Happy Tour nos habló sobre su decisión de vivir en Rumanía y su adaptación a la vida y cultura rumana, en la segunda nos habla sobre el entorno empresarial.
A continuación, os presentamos una entrevista sincera y una radiografía actualizada del entorno empresarial de Rumanía.

6.Eres gerente de Happy Tour Group ¿Qué recomendaciones harías para nuestro lector español en cuanto a un futuro viaje a Rumanía?

Javier García del Valle: Lo primero que les diría es que borren cualquier estereotipo o perjuicio previo que puedan tener y que vengan con el ánimo de descubrir un país que, como he dicho, tiene de todo y que, lo más importante, aún es “auténtico”. No está masificado y ese turismo de masas no ha trastocado sus paisajes y lugares. Que vengan y, como de hecho siempre me ha pasado, su imagen de Rumanía cambiará radicalmente.

7. ¿Qué nos puedes decir sobre el entorno empresarial de Rumanía? ¿Cuáles son las diferencias o similitudes entre los dos países? 

Javier García del Valle: Quizás esta sea la parte más complicada. El entorno empresarial es muy competitivo, lo que está bien, pero, lamentablemente, no todos los jugadores juegan con las mismas cartas o con las mismas reglas de juego y eso distorsiona completamente esa competitividad. Y lo peor es que no se hace nada para remediarlo. Los constantes cambios administrativos y legislativos dificultan el crecimiento y hacen que no se tenga visibilidad o predictibilidad sobre el futuro a medio plazo. Cualquier cosa que dificulte el crecimiento de las empresas que son el motor de la economía y los generados de riqueza y empleo, debería pensarse dos veces antes de hacerlo. Estos últimos años hemos visto muchos cambios, normativas y cambios legislativos por motivos meramente políticos y publicitarios, sin reparar en el coste o implicaciones que ellos generarían y, de alguna manera, ahora estamos pagando las consecuencias. Necesitamos un clima de calma y entendimiento para poder generar esa riqueza y empleo que el país necesita y así contribuir a desacelerar la fuga de talento y exilio que está sufriendo Rumanía.

8. ¿A qué has renunciado para alcanzar el éxito en tu carrera?

Javier García del Valle: A muchas cosas, como todos, pero seguro, lo que más siento, es los innumerables días y noches, cumpleaños y celebraciones que no he estado al lado de los míos por encontrarme de viaje. El tiempo no vuelve y esos momentos perdidos son irrecuperables. Si volviera a nacer intentaría no perderme ninguno de esos ratos en los que no estuve junto a mi esposa o mis hijos por motivos de trabajo.

9. ¿Cuál sería tu mensaje para los jóvenes empresarios de Rumanía?

Javier García del Valle: Mi mensaje es breve. Rumanía tiene un sinfín de posibilidades. Depende de vosotros; solo de vosotros el cómo desarrollarlas. Depende de si queréis contribuir a un crecimiento sano, honrado y honesto de vuestro país o por el contrario queréis “atajar” por el camino rápido; depende que tipo de hogar queréis dejar a vuestros hijos, que tipo de sociedad; una donde se respeten unos a otros o una donde se aparque en los pasos de peatones sin pensar que puede venir alguien incapacitado o con el cochecito de un bebé y les bloqueamos el paso. Una donde se apliquen y respeten las leyes o una Rumanía donde el que tenga más amigos en las administraciones gana. De vosotros depende. Rumanía, lo he repetido varias veces, tiene de todo, es a vosotros a quien corresponde utilizar esos recursos e inteligencia en la construcción de una Rumanía económica y socialmente fuerte y honesta que sea la envidia de los vecinos. En vuestras manos está. Así sembréis, así recogeréis………..

10. Ahora, después de 10 años de estancia en Rumanía, ¿cómo ha cambiado tu opinión en relación con la gente, la cultura y el país?

Javier García del Valle: Rumanía es mi casa, siempre lo he dicho “uno no es de donde nace sino de donde pace”. Uno no es del sitio donde nació sino del sitio donde desarrolla su vida y, en ese sentido, yo soy rumano. Aquí está mi mujer, que es española, mis hijos pequeños, los que aun están en casa y aquí van al colegio y, el año que viene, uno a la universidad, y es aquí a donde los mayores vienen de vacaciones; aquí es donde vivo, donde trabajo, donde desarrollo la vida y están mis amigos de los últimos 11 años.

Por supuesto que no olvido mi origen, pero a día de hoy, mi vida está aquí. Y en este sentido como mi casa que es, me preocupo por Rumanía y muchas veces siento tristeza por algunas cosas que ocurren. Para mí Rumanía lo tiene todo. Es un país con montañas y playas, con petróleo y gas, con minerales, fue y tiene capacidad de volver a ser el “granero de Europa” por la variedad de sus cultivos, tiene una rica variedad de folclore y gastronomía, tiene historia y naturaleza, tiene monumentos, castillos e iglesias fortificadas, lugares patrimonio de la Unesco y tiene ese Delta del Danubio que es único y Reserva de la Biosfera y, además, tiene unos habitantes inteligentes y trabajadores; lo tiene todo. Para mí es un país maravilloso y, como he dicho, me siento como en casa y, también sufro como si fuera mi país cuando veo o escucho ciertas cosas.

Pentru a va oferi o experienta de navigare mai buna acest site foloseste cookies.

Daca esti de acord cu acestea, inchide aceasta notificare sau afla mai multe despre setarile cookies aici | OK, inchide

Română